Reconozca el valor de tener un abogado competente de su lado.

0
211

A diferencia de la suposición popular, el valor de tener un abogado competente de su lado no sólo radica en que podrá rescatarnos en cualquier situación legal, sino en que literalmente será su asesor legal para evitar que realice actividades que lo perjudiquen legalmente. Y es que la sociedad se mal acostumbro a buscar soluciones cuando ya está metida en la situación precaria, a curarse cuando ya está enferma; cuando debe cuidarse para no enfermar; y, por supuesto, a saber, actuar dentro del marco legal.

Tanto si eres empresario, como si eres autónomo o tienes una dependencia laboral, en algún momento de tu vida te enfrentarás a una situación legal que podrías haber evitado o que podría haberse resuelto rápidamente y sin dificultad. Si despidió a un empleado por una falta importante, o si pospuso un trámite (en el caso de los autónomos) sin darse cuenta de que era crítico; o si su empleador toma una decisión poco razonable que le afecta directamente y no sabe cómo resolverla. Contar con un abogado del calibre internacional de su lado puede considerarse esencial para lograr un resultado positivo en cualquiera de las situaciones mencionadas.

tener un abogado competente

Ya hemos mencionado en artículos anteriores que muchas personas creen que pueden resolver cualquier problema legal por su cuenta, cuando en realidad, suelen empeorar las cosas. Como decíamos en la introducción, la figura de un abogado no debe verse únicamente como un salvador o defensor, sino como un asesor que nos llevará por el mejor camino posible en el ámbito legal.

En este post, hemos recopilado una lista de razones por las que tener un abogado competente de su lado es fundamental, tanto si eres un emprendedor, como un empresario o un autónomo.

La importancia de contar con un abogado competente

Como es de esperar, el marco legal de cualquier país es complejo y vasto. La gran mayoría de la gente no tiene ni idea de lo enorme y complicado que puede ser, y mucho menos lo comprende. El hecho es que la sociedad se desenvuelve en un mundo de leyes cotidianas, de convivencia y de sentido común, pero hay muchas más leyes y normas no escritas a su alrededor, por lo que muchas personas cometen infracciones o delitos sin siquiera conocerlo. Como todos sabemos, “la ignorancia de la ley no exime de ella“.

En este punto es donde contar con un profesional de la abogacía resulta muy útil y cobra protagonismo. Sin embargo, contar con cualquier abogado, independientemente de su experiencia o profesionalidad, no es suficiente. Lo ideal es contratar a un especialista competente, con amplia experiencia y alto nivel ético.

De igual forma, saber seleccionar qué abogado especialista nos acompañará en función de las circunstancias en las que lo requiramos es fundamental. Recordemos que la especialidad nos dotará de mayor capacitación para defendernos o asesorarnos en cualquier asunto; así, contratar a un abogado de empresa para resolver un problema penal no es recomendable. Como alternativa, podemos contar con un bufete de abogados, lo que nos garantizará el apoyo en cualquier situación.

Sin más preámbulos, comencemos con las razones por las que tener un abogado competente de su lado.

1. Empezar cualquier negocio sin miedo a las repercusiones legales.

Todo el papeleo puede ser gestionado por su abogado de confianza.

abogado competente

El miedo es probablemente una de las principales razones por las que una fantástica iniciativa se queda sólo en el papel, y cientos de ideas brillantes y únicas se quedan sólo en el papel, debido al desconocimiento y al miedo a los trámites legales que conlleva.

Si no sabemos lo que nos espera, asumiremos que será difícil y que nos llevará mucho tiempo, así que lo dejaremos para otro día. Lamentablemente, no sólo se ha pospuesto, sino que se ha cancelado.

Si tenemos un buen abogado, no sólo puede aconsejarnos sobre qué hacer, sino también funcionar como nuestro agente legal y encargarse de todo. Y, aunque esto puede ser algo sumamente sencillo para alguien con mucha experiencia en situaciones similares, para nosotros es un juego completamente nuevo.

2. No se nos sancionará ni multará de ninguna manera.

Muchos empresarios cometen el error garrafal de delegar todas las responsabilidades fiscales en sus departamentos contables y administrativos. Recordemos que siempre habrá diferentes condiciones en el área fiscal que nuestro profesional de la contabilidad no sabrá resolver, o sabrá resolverlo, pero no de la mejor manera. Por estar al tanto con las instituciones fiscales y otros elementos legales, un abogado calificado podrá hacer que la empresa pierda dinero o pague más de lo debido.

3. La mejor solución es la prevención.

Desde el punto de vista médico y legal, la prevención siempre será la mejor opción. Desgraciadamente, muchas situaciones fáciles acaban en los tribunales cuando podrían haberse resuelto de una manera más sencilla. Contar con el mejor abogado no sólo le ayudará a evitar los conflictos, sino que le permitirá resolver cualquier asunto con rapidez, incluso sin necesidad de acudir a los tribunales.

4. Pueden asistirle independientemente del lugar en el que se encuentre.

Esté donde esté, podrá recibir asesoramiento y ayuda legal.

un abogado competente es primordial

Contar con asistencia legal en cualquier parte es un beneficio importante. Por desgracia, las cosas malas ocurren en cualquier momento y en cualquier lugar, por lo que necesitará ayuda independientemente de dónde se encuentre.

5. Contar con un abogado cualificado le ahorrará tiempo, dinero y le situará en una mejor posición ante precariedades.

Tener una representación legal adecuada es mucho más vital de lo que imagina. Un abogado cualificado puede ayudarle a resolver problemas con multas y sanciones que, aunque no se dé cuenta, a menudo pueden ser impugnadas e incluso evitadas por completo, permitiéndole evitar el pago de estas.

Por otro lado, muchos propietarios de empresas incurren en prácticas poco éticas, y con frecuencia nos vemos afectados y, en algunos casos, perdemos nuestros puestos de trabajo. Así que, al final, estamos luchando por lo que es correcto, una lucha que casi seguro perderemos si no contamos con el apoyo adecuado; una lucha que no sólo nos hará perder el tiempo, sino que también nos causará muchos disgustos y nos dejará “mal sabor de boca”.

Sea cual sea la situación, lo más sensato es prevenir todas estas cuestiones, y un rápido asesoramiento jurídico siempre puede marcar la diferencia. Esperemos que, después de leer este ensayo sobre el valor de tener un buen abogado, pueda ver lo beneficiosos que pueden ser estos profesionales del derecho.