Que tan confiable es solicitar un crédito por internet

0
79

Internet ha revolucionado muchos aspectos de nuestra vida cotidiana, facilitando el acceso a pedir un crédito en términos de tiempo, oportunidad y simplicidad. Por ello, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF) te informa de los diferentes tipos de créditos disponibles en la red.

Los tipos de créditos más comunes que se ofrecen a través de este método son los tradicionales, como los créditos personales o los automotrices; sin embargo, existen otras ofertas que resultan ser de liquidez por su bajo monto y corta duración, ya que muchos de ellos tienen plazos menores a 15 días y se ofrecen en cuestión de minutos, aunque no siempre todo es lo que parece, así que, si deseas conocer que tan confiable es solicitar un crédito por internet, lee este artículo.

crédito por internet

¿Cómo saber si un crédito por internet es legítimo o no?

Las personas buscan sobre préstamos personales urgentes por necesidad en línea y siempre escogen una opción aleatoria pero convenenciera, y todo parece sencillo hasta que se presentan los requisitos para el proceso, y si no se cumplen estos en su debido momento, algunos pueden pedir cosas como un depósito de garantía de una cantidad dudosa, y después de realizar este depósito al simple paso de un día, no sabrás más de esta página.

Seguramente has escuchado de una situación similar, cuando un empresario mexicano, impulsado por la necesidad de dinero rápido, es víctima de un error de empresario novato: no investigar quién le da el dinero.

No es un secreto que actualmente muchos prestamistas llegan a afirmar que tendrás el dinero sin ningún esfuerzo, sin importar que tengas un historial crediticio negativo.

De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF), en 2015 hubo alrededor de 10 mil acusaciones de fraude en créditos instantáneos.

Las cosas no son fáciles si consideramos que la mayoría de las empresas ‘fraudulentas’ son ‘empresas fantasmas’ no registradas, que la CONDUSEF no puede investigar porque se esfuman al menor movimiento.

¿Es un crédito por internet legal o es una farsa?

No todo lo que brilla es oro, por lo tanto, podemos utilizar los siguientes tres puntos para levantar sospechas sobre una empresa financiera:

Solicitar un pago por adelantado

Cuando una organización de micro financiación te promete todas las ventajas a cambio de una “pequeña” cantidad de dinero en comparación con el beneficio que obtendrás, debes activar todas tus alarmas.

Por supuesto, pueden explicarte que se trata de la comisión por asegurar el crédito por internet, o que esa “pequeña suma” te será devuelta como una forma de seguro, pero el hecho es que debes ser escéptico ante tales servicios.

Mientras dure el crédito, la deuda será la misma.

Otra consideración crucial cuando se trata de negocios financieros engañosos es la afirmación de que el importe de la deuda que usted está acumulando se mantendrá constante a lo largo del tiempo (la conocida máxima de “sólo se paga lo que se consume”).

Según las autoridades financieras, esta promesa no se cumple en la mayoría de los casos, e incluso se ha visto que tanto el tipo de interés como el coste total anual cambian hasta un 200%.

préstamo personal a 0

Promesa de no consultar su informe de crédito en la oficina de crédito.

Otra técnica común que se encuentra en las empresas que otorgan créditos y que son engañosas es que suelen prometer que no se pondrán en contacto con el buró de crédito o con el círculo crediticio; sin embargo, esto es una mentira.

Tenga en cuenta que todas las empresas que conceden préstamos querrán saber el grado de cumplimiento del solicitante con el pago de sus deudas, ya que es la única forma de determinar el riesgo antes de aprobar un crédito por internet.

¿Hay alguna forma de comprobar la viabilidad de una empresa financiera?

Los puntos que leíste son indicadores de alerta que muchos empresarios utilizan, pero es imposible determinar cuántas organizaciones de préstamos financieros falsos están operando en México.

Sin embargo, hay una forma rápida de ver si alguna de ellas es legal: utilizar el Sistema de Registro de Proveedores de Servicios Financieros (SIPRES) de la CONDUSEF. Se trata de un listado en el que sólo figuran las instituciones financieras que han sido registradas ante las autoridades y que, por lo tanto, cumplen con todos los requisitos legales para hacer negocios en México.

El sistema es sencillo de utilizar: sólo hay que ir al rubro, y si la empresa financiera no aparece en la lista, significa que la autoridad no tiene registro de ella, y es mejor proceder con precaución.

La buena noticia es que el SIPRES también contiene un registro de empresas de seguros, administradoras de fondos para el retiro, arrendadoras, financieras, casas de cambio, SOFOMES y una variedad de entidades que pueden ser benéficas o inconvenientes.

Orientación proporcionada por la CONDUSEF.

La CONDUSEF ha reconocido dos tipos de organizaciones que participan en el otorgamiento de créditos:

Las entidades no financieras no están reguladas ni vigiladas por ninguna entidad que pueda responder por los términos de los contratos que el acreditado celebra con el otorgante.

Los solicitantes de préstamos por esta vía deben estar atentos a lo que se les exigirá al aceptar las condiciones contractuales del préstamo, lo que incluye conocer la tasa de interés y las comisiones que se cobrarán.

Por su parte, las Entidades Financieras Autorizadas y Supervisadas que ofrezcan préstamos a través de este canal, deben seguir un conjunto de normas, entre las que se encuentran las emitidas por esta Comisión Nacional en materia de transparencia financiera, para garantizar que los contratos de adhesión, los estados de cuenta y los recibos de operaciones sean claros, específicos y libres de cláusulas abusivas, y que su publicidad no induzca a confusión o engaño.

Algunas de las disposiciones sobre cualquier crédito por internet son las siguientes:

Dentro del contrato:

  • Mostrar los datos de contacto de la CONDUSEF.
  • Mostrar el tipo de interés anual en palabras sencillas, así como el Coste Anual Total (CAT).
  • Establecer las fechas para el cálculo de los intereses o el lugar donde se puede consultar en el contrato.
  • Es necesario indicar que no se pueden cobrar intereses por adelantado y señalar el método para la terminación prevista del contrato sin ninguna responsabilidad por parte del usuario y en los términos y condiciones originales, sin ninguna penalización.
  • Describir el hecho que desencadena la comisión, incluyendo la frecuencia con la que se cobra y cómo se calcula, y asegurarse de que coincide con los que figuran en el Registro de Comisiones (RECO).

Expresar en la carátula del Contrato

  • Indicar el concepto e importe de las comisiones, así como la cláusula en la que se pueden consultar.
  • El tipo de interés moratorio ordinario y personalizado en cifras anuales simples, y si es fijo o variable.

En la página web dice:

  • Hacer constar el CAT.
  • No contiene publicidad engañosa o equívoca.
  • El contenido de la web debe ser coherente con el contrato.
  • Hacer saber a los usuarios el lugar donde pueden obtener información sobre los requisitos para la contratación del producto o servicio que se suministra.
  • Proporciona una lista de los conceptos y los importes de las comisiones, así como un lugar donde puedan consultarse.

Además, es vital señalar que mientras se obtiene el crédito de estas empresas, la CONDUSEF está capacitada para atender las reclamaciones que hagan los usuarios.

solicitar un crédito por internet

La CONDUSEF te aconseja

Antes de solicitar un crédito a través de Internet, ten siempre presente las siguientes sugerencias:

– No te dejes engañar por la aparente rapidez con la que algunas empresas conceden créditos.

– Antes de acudir a la CONDUSEF, verifica dos veces el nombre y el registro de la institución; es mucho más seguro acudir a instituciones debidamente aprobadas.

– Si no está seguro de si la empresa es legítima o no, no facilite datos personales ni de la tarjeta de crédito o débito.

Tratar con instituciones financieras registradas oficialmente le ofrece la seguridad de poder presentar una queja ante la CONDUSEF si tiene algún problema o disputa.

Se puede contactar a la CONDUSEF por teléfono al 01 800 999 80 80 o visitando su sitio web en www.condusef.gob.mx. También puedes seguirlos en Twitter en @CondusefMX y en Facebook en CondusefOficial.