Lo que debe saber sobre los delitos que conlleva la conducción en estado de ebriedad

0
116

Año tras año, más de 1.350.000 personas mueren en accidentes de tráfico en todo el mundo, lo que supone una tragedia para la humanidad. Un número importante de ellas estaba bajo la influencia de una droga psicotrópica o del alcohol. No importa cuántos programas de concienciación pública se lleven a cabo en diversos países, las cifras siguen aumentando. Por otra parte, conducir bajo los efectos del alcohol o las drogas provoca importantes pérdidas económicas a los gobiernos. Según la Organización Mundial de la Salud, los accidentes de tráfico cuestan a la mayoría de los países el 3% de su PIB anual.

prueba del Alcoholímetro

Por todo ello, se han promulgado leyes que restringen y castigan a las personas que conducen bajo los efectos de cualquier sustancia que pueda mermar sus capacidades.

Es indiscutible que cuando estamos bajo los efectos de cualquier sustancia, ya sea el alcohol o los estupefacientes, la capacidad de respuesta del conductor ante cualquier circunstancia se ve gravemente mermada. Además, sabemos que el consumo de cantidades importantes de alcohol provoca somnolencia y mareos, que son la principal causa de accidentes. Es vital darse cuenta de que conducir así no sólo pone en peligro su propia vida y la de sus pasajeros, sino también la de todos los demás en la carretera y en la región circundante.

Hay un dicho común que dice “al volante 0,0”, que sugiere que no debemos beber alcohol antes de conducir. Sin embargo, hay algunos límites en la cantidad de alcohol en el cuerpo que se pueden considerar aceptables; cuando se superan estos parámetros, se pueden considerar diversas consecuencias, que van desde sanciones y multas o hasta penas de cárcel.

Para determinar esto, los agentes de la ley pueden pedir a cualquier conductor del que sospechen que está muy ebrio que se someta a una prueba para determinar el estado actual del conductor de forma oportuna. Es importante saber que, si el sospechoso se niega a someterse a las pruebas de alcoholemia, puede ser condenado a prisión.

En este sentido, muchas veces es importante contar con la ayuda de especialistas, como los abogados especializados en pruebas de alcoholemia, para que nos presten toda la ayuda necesaria en caso de cometer esta clase de infracciones. Aun así, es fundamental conocer los límites máximos de alcohol en sangre permitidos, así como las consecuencias de la conducción bajo los efectos del alcohol.

¿Cuáles son los límites legales de alcoholemia en México?

Según los datos del programa nacional de alcoholemia, la probabilidad de sufrir un accidente aumentaba a medida que aumentaba la cantidad de alcohol ingerida por los conductores, con un punto de partida de 0,08 g/dl de alcoholemia, que todavía se considera un límite legal en muchos países. Investigaciones posteriores han indicado que incluso los límites de alcohol en sangre más bajos, como el máximo permitido en México (0,04 g/dl), aumentan el riesgo de sufrir un accidente.

Alcoholímetro digital

Cabe señalar que un hombre adulto de 70 kg sólo necesitaría consumir una lata de cerveza, un vaso y medio de vino y una copa de güisqui para alcanzar los 0,3 g/dl. Las mujeres con un peso medio de 60 kg superarían esta restricción en la mitad de lo que lo harían los varones.

Un conductor sospechoso de conducir ebrio puede solicitar que se le haga la prueba dos veces, con un máximo de 10 minutos entre cada prueba.

¿Cuáles son las consecuencias y los cargos por conducir en estado de embriaguez?

Conocer los límites de alcohol en nuestro organismo es fundamental, así como las sanciones, multas y penas que pueden imponerse si se superan estos límites. Como es de esperar, la gravedad de la sanción será proporcional a la cantidad de alcohol encontrada en el cuerpo por los agentes de tráfico.

Grado de alcoholemia mg/L Clasificación Penalización
0.01 a 0.07 Tolerancia Sin penalización
0.08 a 0.19 Aliento alcohólico 10 salarios mínimos
0.20 a 0.39 Ebrio incompleto 30 salarios mínimos
0.40 mg/L en adelante No apto para conducir 150 salarios mínimos Arresto inconmutable y retiro del vehículo

Alcoholímetro en CDMX

Es fundamental tener en cuenta que a todos los reincidentes se les elevarán o intensificarán las penas. Si un conductor se niega a someterse a la prueba de alcoholemia, se le puede retirar el permiso de conducir, se le puede detener durante un tiempo o se le puede imponer una multa, dependiendo de la gravedad de la infracción y del estado del conductor.

La forma más fácil de evitar una situación como ésta es consultar a un abogado. Estos expertos nos ayudarán a determinar los pasos adecuados para evitar una condena errónea o nos asesorarán, en cualquier caso.

Como hemos visto, las consecuencias de conducir en estado de ebriedad pueden ser graves; sin embargo, esto palidece en comparación con las consecuencias de herir a alguien o de atentar contra la vida en estado de ebriedad. Por ello, es fundamental estar atentos cuando nos ponemos al volante, ya que, quién sabe, quizá esa fiesta en la que nos estábamos divirtiendo tanto sea la última.