¿Qué son las clausulas de confidencialidad?

0
86

En la actualidad son cada vez más frecuentes los contratas laborales, sobre todo en los cargos intermedios y altos, que contienen en su composición la denominada “cláusula de confidencialidad”, esta consiste  en un acuerdo entre dos partes por la cual ambas se comprometen a que cierta información que compartirán en el transcurso de la relación laboral permanecerá en secreto o reservada, por lo que derivado de éste contrato las cláusulas de confidencialidad requerirán  discreción de las partes durante la estancia en la compañía o bien ampliarse durante un periodo de tiempo determinado una vez finalizado el contrato laboral.

De los deberes más importantes que tiene un trabajador y que por lo general no siempre es tomado en serio, es la obligación de protección de la información con la que trabaja, ya que no puede revelar sus contraseñas, ni utilizar las herramientas que utiliza para el desempeño de sus funciones en otras tareas personales, por lo que sería acreedor a una sanción para el trabajador.

En los contratos se pueden instaurar las cláusulas que se crean útiles, pero las que se refieran a requisitos esenciales del contrato, o sean consecuencia de su naturaleza ordinaria, se tendrán por puestas aunque no se expresen, a no ser que sean desistidas en los casos y términos permitidos por la ley.

Una de las características más comunes del contrato de confidencialidad, es proteger la información técnica o comercial  de la empresa, ya que el uso de de esta información por terceros puede generar la pérdida de derechos de propiedad intelectual, por lo que los  acuerdos de confidencialidad delimitan justamente qué información puede y no puede ser divulgada.

El tipo de información que puede incluir  un contrato en las clausulas de confidencialidad es muy extensa, lo más habitual que se resguarda es:

*Conocimientos técnicos

*Prototipos

*Dibujos de ingeniería

*Software

*Resultados de pruebas

*Procedimientos

*Información personal de los clientes

*Datos financieros

*Información comercial.

Legalmente si existen consecuencias y sanciones  por revelar información confidencial:

La primer y más obvia consecuencia de una violación a la confidencialidad es el despido, incluso si tienes un contrato laboral, es probable que una violación a la confidencialidad también instituya una violación a tu contrato laboral.

Un patrón  puede demandar a un empleado por la violación de la confidencialidad, y si este gana el juicio, el patrón  puede obtener una indemnización  por daños por parte del empleado, en especial si la violación le causó un daño económico identificable al empleador, por ejemplo, si el empleado fugo información confidencial a la competencia, y el patrón comprueba la pérdida de ingresos  a causa de ello,  el empleado tendrá que pagar por los daños al patrón.

En extremas circunstancias, una violación a la confidencialidad puede resultar en cargos penales contra el empleado, ya que una violación a la confidencialidad puede formar parte del robo de  información personal o propiedad intelectual del empleador, recordemos que el robo es un crimen castigado por multas o cárcel.

Desde una visión  a largo plazo, la violación a la confidencialidad puede destruir permanentemente la reputación de un empleado, ya que si el empleado trabajaba en una industria y viola la confidencialidad de la empresa puede ser fichado, por lo que los futuros empleadores no verán con buenos ojos al aspirante si ha violado la confidencialidad de un anterior empleador.

Comentarios