¿Qué es un paraíso fiscal?

0
514

En una manera fácil y entendible, un paraíso fiscal es un sitio en alguna parte del mundo en donde algunas personas depositan las fortunas acumuladas por quienes evaden el pago de impuestos fiscales, que las leyes y la moral pública obligan a pagar, se caracterizan por el hermetismo, baja o nula tributación, exención de gravámenes para capitales extranjeros y por otorgar múltiples facilidades para constituir  y formar empresas, en estos paraísos fiscales las personas evasoras de impuestos depositan la  cantidad de dinero que ellos quieran sin que el banco donde lo hacen le pregunten  o hagan una investigación  sobre el origen de sus depósitos.

Por lo general los residentes del  país que es paraíso fiscal si  pagan impuestos, pero  las empresas extranjeras no, ya que el gobierno les da esta garantía para que inviertan en el país.

Entonces, te preguntaras si es ilegal tener una cuenta en algún paraíso fiscal en el mundo, la respuesta es simple, “no lo es”, siempre y cuando cumplas con tus obligaciones fiscales correspondientes.

Como ejemplo te diremos que los mexicanos que tengan cuentas en el extranjero y que no hayan pagado sus impuestos por utilidades y no se hayan apegado a un esquema para regularizar su situación en México, como la repartición de capitales  que es el retorno de capitales que residentes del país mantenían en el extranjero.

La Secretaría de Hacienda pretende con este programa alentar la inversión en el país y regularizar la situación fiscal de los contribuyentes mexicanos con recursos económicos en el extranjero, que no hayan declarado su capital ni los rendimientos generados por este.

Con este programa los contribuyentes pueden evitar problemas legales por no haber cumplido en tiempo y forma con la declaración de sus recursos, siempre y cuando paguen el impuesto sobre la renta correspondiente mediante un esquema de pago anónimo,  de lo contrario serán acreedores a sanciones.

La defraudación fiscal es un delito cometido por aquellas personas que con uso de engaños o aprovechamiento de errores, omita total o parcialmente el pago de alguna contribución hacendaria  y obtenga un beneficio indebido con perjuicio de la hacienda federal.

La omisión total o parcial de las contribuciones a que se refiere el párrafo anterior comprende, indistintamente, los pagos provisionales o definitivos o el impuesto del ejercicio en los términos de las disposiciones fiscales.

La ley establece que el delito de defraudación fiscal cuando existan ingresos o recursos que provengan de operaciones con recursos de procedencia ilícita  la sanción para los que cometan este delito será de prisión  y podría ser desde  tres meses, hasta nueve años dependiendo del monto defraudado.

Cuando no se pueda determinar la cuantía de lo que se defraudó, la pena será de tres meses a seis años de prisión. Si el monto de lo defraudado es restituido de manera inmediata en una sola exhibición, la pena aplicable podrá atenuarse hasta en un cincuenta por ciento.

Los paraísos fiscales más famosos son Delaware en Estado Unidos, Irlanda, Holanda, Luxemburgo, Suiza y Islas Caimán, por mencionar algunos.

Aquí te decimos algunas de sus características:

  • Delaware: Tiene una exención total de impuestos para empresas que no realicen ninguna actividad en Estados Unidos.
  • Holanda: Accede a la existencia de empresas de buzón o de apartado de correos, que en la mayoría de las ocasiones no tienen empleados, solamente se registran y tienen un apartado postal, no necesitan nada más.
  • Luxemburgo: No tiene los estándares mínimos de transparencia financiera, como un registro de propietarios reales de rentas, cuentas y empresas, o la existencia de un mecanismo de intercambio de información fiscal con otros países.
  • Islas Caimán: Sus políticas y normatividades mercantiles son de gran flexibilidad y con ventajas fiscales.

Sabias que  nuestro país también puede ser considerado paraíso fiscal gracias a las ETVE o Empresas de Tenencia de Valores Extranjeros. Creadas para atraer el capital extranjero y permiten que las empresas extranjeras no paguen impuestos por los beneficios que obtienen en nuestro país, a lo que se añade la posibilidad de recibir ayudas y estímulos fiscales. Lamentablemente nuestro país no sólo no recibe dinero por los beneficios de las empresas, sino que acaba pagando a estas cuando declaran supuestas pérdidas.

En octubre de 2014, México y 50 países más firmaron en la ciudad de Berlín el Acuerdo Multilateral de Autoridad Competente, el cual entro en vigor a partir de 2017 y  permite el intercambio automático de información, mediante reportes estandarizados de las inversiones, transferencias y cuentas financieras que tengan los ciudadanos mexicanos y sus empresas en más de 80 países, entre ellos, los paraísos fiscales en el mundo.

 

 

.

 

Comentarios