Que debes considerar al terminar una relación laboral

0
3648

En ocasiones existen muchas razones por las que se decide renunciar a un empleo y sin importar la razón por la que pensaste en renunciar y por difícil que resulte hay una serie de situaciones que te ayudarán a cambiar tu panorama laboral cuando cambies de trabajo.

Sabemos que no podemos decir que exista un mejor momento para renunciar pero por lo general son dos las razones que determinan el renunciar:

-Existe una mejor alternativa de carrera laboral que te ayudara a mejorar tu plan de vida.

-Si la situación laboral no es la mas tranquila, y al ser insostenible lo que estás enfrentando prefieres retirarte de ese trabajo.

Ante esta situaciones renunciar podría ser lo mejor ya que no resultaría muy favorable si el gasto o el desgaste que pasas al momento de trabajar resulta mayor a lo que realmente recibes de ganancias, ya sean económicas y/o profesionales.

Ya que podemos darnos cuenta que en la actualidad ya no se puede distinguir entre el tiempo para la vida personal y la laboral llegando a mesclar ambas situaciones sobre todo si tu jefe superior inmediato o tus compañeros son personas con las que no puedes tratar así hayas intentado lidiar con ellos.

Aunado a esto te das cuenta que en el lugar donde laboras no hay una proyección de crecimiento que hagan que tus iniciativas sean tomadas en cuenta, es por eso que si llega una mejor alternativa personal o profesional que te de mas de lo obtenido en el actual trabajo optes por tomarla.

Sin embargo es de vital importancia que ante esto consideres que cada persona con la que te relacionaste en ese empleo puede ser una oportunidad de abrir o cerrar puertas en un futuro por lo que nunca debes de actuar de la siguiente manera:

No debes ser grosero o descortés, sin importar la circunstancia por la que terminas tu relación laboral el 1 hacer una grosería o tener un mal comportamiento con tu jefe, compañeros y en general con la empresa, esto sólo dañará tu reputación ya que debes saber que la última impresión jamás se olvida.

No debes ser orgulloso o prepotente, ya que esto no hará que te vean seguro de ti mismo y de tus capacidades, ¡no! debes por ningún motivo dar la impresión de sentirse superior a otros por un mejor sueldo o mejores condiciones de trabajo, ya que esto  provocara una molestia innecesaria a tus ex compañeros es mejor es llevarse una buenas relaciones de compañerismo de ese lugar, ya que nunca se sabe si en algún momento se inviertan los papeles.

No hables mal del lugar o de la empresa, ya que así como tú deseas suerte en tu trayectoria, es importante que proyectes eso mismo para tus nuevos compañeros que ingresen a la es o fue tu empresa.

Promover vínculos de contacto, es un error muy frecuente cuando cambias de empleo el no saber cómo cerrar de la mejor manera la relación financiera que hayas tenido, en especial si te otorgaron algún préstamo ya sea por tarjeta de crédito o de nómina.

No juzgues a tu jefe o al trabajo que dejas, evita realizar comentarios de desagrado así como  “aquí no saben tratar a la gente” entres, hacer esto es una mala manera de despedirte de un sitio laboral, juzgar personalmente a tu jefe podrá ayudar a desahogarte pero no debes olvidar que ellos son tus superiores y serán las primeras referencias a las que tus nuevos empleadores suelen contactar.

No te quejes, no debes de quejarte del trabajo que hacías, ya que con esto proyectas más contra ti que contra la empresa, ya que cuestionaría que si te resultaba tan mala opción ¿por qué continuabas laborando allí? Es mejor que ante cualquier cambio laboral termines la relación, sea de la manera mas apropiada.

Comentarios