Contrato de Promesa

0
25

Un contrato de promesa podría definirse como un pre-contrato. Es decir, cuando dos personas se comprometen a hacer determinada cosa en un tiempo futuro. Este se puede hacer con el fin de dar algo a otra persona en un tiempo determinado, o también para cumplir determinada condición en un plazo específico. De cualquier manera, es un contrato de un contrato y, aunque cueste entenderlo al principio, resulta de mucha utilidad. Este también puede ser llamado contrato preliminar.

Un buen contrato de promesa tiene las siguientes características

Un contrato de promesa se realiza con diversos fines, pero principalmente para dar o cumplir determinada condición en un futuro específico. A pesar de que algunos no lo consideran relevante, es completamente típico, ya que está en el marco de la ley. De igual forma, es un contrato principal, ya que vale por sí mismo y no depende de la existencia de otro, aunque se puede utilizar para hacer otro contrato a futuro. Por ejemplo, se puede hacer un contrato de promesa para hacer un contrato de arrendamiento en determinada fecha.

Entre las características del contrato de promesa, es importante tener un objeto preciso, así sea la celebración de un contrato posterior. Este contrato está conformado por dos tipos de elementos, que son los personales y los reales. La persona que está prometiendo celebrar el contrato a futuro es llamada prominente, y la otra parte se llama promisario. No obstante, existen algunos contratos de promesa en donde ambas partes son llamadas prominentes.

Por otra parte, existen dos tipos de promesa, unilaterales y bilaterales, todo depende de la obligación que ambas partes tengan. Si son prominentes y beneficiarios a la vez, el contrato es bilateral. Ahora bien, si hay una parte beneficiada y otra obligada, el contrato se transforma en unilateral.

Al tener validez total como cualquier otro contrato, su incumplimiento trae complicaciones

El contrato de promesa es igual de válido que cualquier otro documento, y su incumplimiento puede traer consecuencias. Por ejemplo, si la parte prominente, llegado el momento, se rehúsa a cumplir con lo prometido, el beneficiario estará en todo el derecho de demandarlo. Tomando esto en cuenta, es necesario colocar en el contrato las excepciones legales por las cuales no podría cumplirse el mismo.

También es importante conocer que el tratado puede terminar por varias causas. La primera es que llegó la fecha específica y se celebró el contrato sin dificultad.  Otra causa puede ser resultado un convenio entre ambas partes, asimismo se puede presentar la falta de reclamo ante el incumplimiento de la promesa ya pasados diez días después del vencimiento del plazo establecido.

Los detalles de cada contrato de promesa se hacen en función del país en donde se encuentren las partes, pues cada país tiene ligeras variaciones en sus códigos civiles. Lo importante es que el contrato se haga por escrito y se aclare que este tipo de contrato nunca es para dar una propiedad, por ejemplo. Si hay dos palabras para definir este contrato son: principal y preparatorio. Teniendo en cuenta las características mencionadas se puede hacer un buen documento.

Visita nuestros formularios de Contratos de Promesa de compra

Contrato de promesa de compraventa A PRECIO DE CONTADO

CONTRATO DE PROMESA DE COMPRAVENTA

Y tal ves te interese esta nota

¿Qué pasa si incumplo una promesa de compra-venta?

Comentarios