¿Cómo organizan y aprovechan mejor su tiempo los abogados con sus múltiples exigencias?

0
78

Como bien sabemos la actividad jurídica de los letrados es muy intensa y variada, se requiere de ellos su presencia en los tribunales, los clientes mismos y todo lo que implica la labor de un abogado en el ambiente judicial.

Según un informe de la plataforma jurídica con respecto a las muchas tareas de un letrado y el tiempo que le demanda semejante responsabilidad, arrojo un número interesante sobre el tiempo que le dedican a las tareas facturables. Después de encuestar a 40.000 abogados se revelo que 2 horas le consumen de su tiempo a este tipo de actividad, lo cual indica que este lapso utilizado bien podría equipararse en otro asunto que implique la vida de un cliente en sentencia.

Por esta razón es vital tomar medidas para balancear y aprovechar mejor el tiempo en el ámbito jurídico, a continuación se alistan algunos consejos:

Organizar el tiempo en diversas actividades judiciales

  1. Ante todo es útil analizar en cómo y en que invertimos nuestro tiempo diario, en un borrador podemos tomar nota de como lo estamos haciendo. Al hacer esto debemos observar y mejorar la rutina presente.
  2. Se recomienda hacer una lista de las actividades diarias y organizarlas, al hacer esto examinemos si somos más productivos de noche o de día para nuestras laborales. Teniendo esto presente planificaremos las cosas en el horario que mejor rendimos, además de despejar cualquier distracción en esos momentos.
  3. Otra sugerencia práctica para aprovechar bien el tiempo, es evitando a personas o situaciones que pudieran robarnos nuestro tiempo planificado. En este sentido debemos aprender a decir No si es necesario para que nada obstaculice nuestro progreso, la carrera que hemos emprendido y el negocio que implica en esto.
  4. Un problema recurrente para muchos es la procrastinarían o la postergación de asuntos relevantes por los menos importantes, un consejo es dividir grandes tareas en distintas fases para atenderlas mejor y no dejarlas en un segundo plano.
  5. La tecnología sin duda resulta de gran ayuda, porque agiliza con sus variadas aplicaciones a la hora de manejar nuestro tiempo. Primero identificamos las tareas que demandan más tiempo y utilizamos una aplicación que nos ayuda a agilizarla. Un ejemplo práctico es la facturación que exige bastante tiempo, por eso usaremos una aplicación adecuada que genere la factura de forma automática para aminorar el tiempo.
  6. Tampoco es recomendable hacer Multitasking o Multitareas, porque lo mejor es concentrarse en hacer una sola cosa a la vez. Aunque parezca lo contrario necesitamos varios minutos cuando cambiamos y tratamos de hacer un nuevo enfoque de una nueva tarea, y además si lo hacemos de manera frecuente perdemos mayor productividad.

  • Lo más conveniente es dedicarnos un tiempo prolongado a una tarea específica para sacarle el mayor provecho.
  • Luego podemos dedicar un bloque a atender a los correos electrónicos, aunado a esto puede ir revisar las facturas correspondientes.
  • También devolver las llamadas es indispensables en una fluida comunicación con los clientes del estudio, y algo relacionado es organizar reuniones o mociones relevantes.
  • Para concluir lo importante es no mezclar las diversas tareas para no desconcentrarnos, y en todo caso podemos agruparlas en tareas similares bien organizadas.

Comentarios