32 Temores más comunes entre los Abogados

0
321

Un dicho popular dice así, “El abogado no vale por lo que sabe sino por el ingenio y la capacidad de utilizar todos los conocimientos a su favor”. Podemos afirmar sin lugar a dudas, que un letrado pone todo de sí para estar a la altura de su grata profesión.

Sin embargo esto no significa que su carrera resulte muy fácil y sencilla, o que no tengan miedos o temores a los que debe afrontar. De hecho, las experiencias de muchos de ellos cuentan como hay una larga lista de miedos que se le presentan en el camino y con los que tienen que lidiar para ser exitosos profesionales.

A continuación vamos a conocer algunos de estos miedos más comunes de los abogados:

  1. A la hora de formular preguntas en medio de un juicio, lea atemoriza quedar como tontos por hacer ciertas preguntas.
  2. Es muy común sentirse que tanto el Estudio Jurídico como los casos que tienen bajo su responsabilidad están fuera de su control.
  3. Expresar abiertamente sus pensamientos y hasta sus sentimientos.
  4. Tener que darle una mala noticia o aviso negativo a sus clientes.
  5. Tener que intercambiar favores con un colega de la otra parte según nuestro caso.
  6. Referente a su dinámica laboral, otro miedo es que le cambien algún procedimiento muy familiar.
  7. Que se les responsabilice por algo, o lo culpen directamente.
  8. También la fobia escénica o el temor de hablar en público, algo que es muy recurrente en esta profesión.
  9. Ser intimidados o hasta corregidos de alguna manera por sus superiores en el despacho.
  10. Parecer demasiado “buena gente”.
  11. Algo muy grave a lo que temen es perjudicar los intereses del cliente.
  12. Tener que responder por el falso testimonio de un cliente.
  13. También les preocupa la falta de confianza propia o la habilidad para la litigación por escasa experiencia.
  14. No acertar el rastro del delito.
  15. Sufrir las consecuencias o querellas por el mal comportamiento ante los tribunales.
  16. Ser intimidados de alguna manera por los jueces.
  17. Ser juzgados injustamente por jurados en los tribunales.
  18. Experimentar el dolor y la humillación por una derrota judicial.
  19. Recibir burla o hasta ser atacados por colegas de la otra parte.
  20. Quedar en silencio en momentos relevantes donde debemos actuar.
  21. Dar una impresión de debilidad.
  22. Cuestionar preguntas.
  23. Manifestar cierta inseguridad a la hora de una negociación.
  24. Ser atacados agresivamente por los abogados de la otra parte.
  25. Quedar como tontos en momentos decisivos.
  26. Dar una evaluación equivocada de los casos.
  27. Cometer errores tácticos.
  28. No obtener buenos resultados para los clientes.
  29. No anticipar posibles problemas.
  30. Revelar información que bien pudiera afectar a nuestros clientes.
  31. Cometer el error para lograr un acuerdo conveniente que favorezca a nuestro cliente.
  32. Ser un oponente dominado por la otra parte en cuestión.

 

Aunque parezca imposible los letrados también están llenos de miedos o temores con los que deben lidiar constantemente, en especial cuando son recién graduados hasta que alcancen la experiencia que solo lo da la práctica jurídica y el tiempo. No obstante eso, siempre surgen miedos que son comunes en esta apasionada profesión del derecho.

Comentarios